Galletas bajas en carbohidratos: 8 formas de agregar crujido a Keto

Cuando se trata de esa vida cetogénica, puede comenzar a sentirse como si estuviera nadando en un río interminable de carne y queso.

Eso no siempre es algo malo (meatza ha hecho un cameo en nuestros sueños todas las noches durante el último año). Pero a veces comienzas a extrañar el crujido satisfactorio de muchos bocadillos de carbohidratos.

Las grasas y proteínas saludables brindan mucha más satisfacción cuando se combinan con una galleta crujiente. Y no importa cuánto golpeemos los talones, las galletas saladas repetidas son un refrigerio sin carbohidratos, y si es verdad, la mayoría de las galletas saladas no son exactamente bajas en carbohidratos.

Si anhelas ese crujido pero evitas todas las travesuras relacionadas con el pan, estas galletas keto son los salvadores que se esconden debajo de tu carne.

La mayoría son brebajes súper simples que involucran unos pocos ingredientes y un tiempo de horneado corto. Vamos a crackear.

No puedes vencer a los clásicos.

Nadie en una búsqueda de bocadillos cetogénicos puede dejar de combinarlos con su queso y carne.

1. Galletas caseras bajas en carbohidratos

Foto: Lowcarbology

Por supuesto, estaban comenzando con los pesos pesados. Una receta clásica de galletas es un clásico por una razón. Estos versátiles crunchybois se combinarán con cualquier cosa, desde salsa de verduras hasta mantequilla de almendras.

Y no solo son versátiles en términos de combinaciones de alimentos, sino que también puede divertirse con el sabor de las galletas saladas cambiando cualquiera de las especias.

Si te sientes muy elegante con tus galletas, usa cortadores de galletas para crear la forma que quieras. Y si eres nuevo en el mundo de la ceto, ¡no te preocupes! Te cubrimos.

2. Galletas saladas de lino con romero y sal marina

Foto: Respiro, tengo hambre

Para obtener la cantidad justa de crujido satisfactorio, no busque más allá de estas galletas de linaza con romero fresco y sal marina. Su sabor a nuez rebota maravillosamente en cualquier queso cremoso o salsa, y se hornean en menos de 15 minutos hasta obtener una percusión crujiente.

Deberían convertirse en un elemento básico en cualquier cocina cetogénica. Bueno, ¿qué sabes? Los refrigerios se volvieron divertidos nuevamente.

¿Sigues explorando el mundo ultranutritivo de las semillas? Aquí hay algunas semillas increíbles para ayudar a que su dieta brote en direcciones saludables.

Dulce, dulce crujiente

A veces tu boca dice galletas, pero tu corazón dice galletas.

3. Galletas graham extracrujientes sin granos

Foto: Gnom-Gnom

Hay algo acerca de las galletas integrales que inmediatamente trae a la mente comer smores alrededor de una fogata y ver al tío Billy fallar al abrir una botella de cerveza con los dientes.

Si bien los malvaviscos no encajan del todo en el plan maestro de ceto, aún puede participar en algunas partes de la tradición de la fogata.

Estos grahams dulces y crujientes son casi como un cruce entre una galleta salada y una galleta, por lo que son el dulce perfecto bajo en carbohidratos para cualquier guerrero cetogénico que se pierda ambos.

Echamos un vistazo a por qué las galletas Graham compradas en la tienda pueden ser malas para usted.

4. Patatas fritas bajas en carbohidratos con coco y almendras

Foto: Todo el día sueño con comida

Estas patatas fritas sutilmente dulces son perfectas con el café de la mañana o el té de la tarde. Trátelos como un pan dulce cetogénico.

Están hechos con edulcorante de bajo índice glucémico, mantequilla y una mezcla de harinas de almendras y coco.

Cocínelos hasta que alcancen un estado de belleza dorado y luego acompáñelos con una taza de café humeante. Si a ti también te parece la mañana perfecta, definitivamente podemos seguir siendo amigos.

Es posible que estés en un estado de ánimo de galleta en toda regla, y nunca te culparemos por eso. Estas son nuestras opciones favoritas de galletas keto.

¿Queso con su queso, señor?

Quesos en galletas con queso. Queso sobre queso sobre queso. Suena como un trabajo para nosotros.

5. Patatas fritas cetogénicas de pepperoni

Foto: Kasey Trenum

BOLSILLO. PIZZAS. Dilo en voz alta ahora y saborea las palabras.

OK, así que no son del todo pizza. Pero, ¿quién está a punto de rechazar un refrigerio que sabe a pizza? Ni yo, ni mi sensato amigo Jeff, a quien también le gusta la pizza. Todo el mundo piensa que es genial solo por esa razón.

Estas patatas fritas de dos ingredientes están hechas de queso mozzarella y pepperoni. Llévate estos bocados de pizza a todas partes contigo. ¿La captura? No hay ninguno. Permítanme reiterar:

BOLSILLO.

PIZZAS.

Cuando te dé hambre, estarás listo para devolver el golpe con un bolsillo lleno de patatas fritas de pepperoni, una cartera llena de esperanza y una mochila llena de más patatas fritas de pepperoni.

Encontramos algunas recetas que nunca creerías que son bajas en carbohidratos, incluida una pizza hecha con pollo.

6. Bocaditos de albahaca con queso cheddar bajos en carbohidratos

Foto: Keto Connect

Si alguna vez has visto a alguien tratando de devorar una caja entera de Cheez-Its en la fila de seguridad del aeropuerto, sabes lo irresistibles que pueden ser. Pero las personas que siguen una dieta cetogénica deben descartar esta experiencia sensorial que lo abarca todo.

Conoce al primo humilde y cetogénico del Cheez-It. Estas galletas a base de harina de coco tienen un sabor idéntico pero dejan de lado los carbohidratos adicionales.

La albahaca fresca en la masa agrega profundidad y sabor. Llevar estos crunchybois a una fiesta comunicará lo siguiente a tus amigos no cetogénicos:

  • Sí, todavía puedes comer comida divertida.
  • También sí, eres el jefe absoluto en hacerlo.
  • Por todos los medios, siéntete libre de pararte cerca de las galletas y lucir más genial que todos los demás en la juerga.
  • Bien, les diré a todos que eres mi acompañante.
  • No, no puedes comer galletas, tienes que ganarte el camino hasta eso. Nos acabamos de conocer.

Si aún no ha tenido suficiente, sumérjase profundamente en el queso.

7. Galletas de mantequilla keto

Foto: Este menú de mamás

La mantequilla es un elemento básico para hornear con ceto, y obtiene su momento Hodor con esta receta ridículamente versátil.

Puede enrollar estas galletas tan gruesas o delgadas como desee, solo asegúrese de ajustar el tiempo de cocción en consecuencia. Y pueden sentarse debajo de cualquier carne, queso o verdura cetogénicos que entren en tu cara con la cabeza en alto.

Llenos de grasas saludables, estos tienen solo 1 gramo de carbohidratos netos por cada cuatro galletas que comes. Siéntase libre de comer estos hasta el contenido de su corazón. Créenos, querrás hacerlo.

Encontramos un montón de opciones de bocadillos cetogénicos para que sigas adelante.

Libre de lácteos

Keto no es todo queso, ya sabes

8. Galletas de almendras caseras de tres ingredientes

Foto: Comer comida para pájaros

No hay nada más fácil que esto. Tome harina de almendras, semillas de lino y sal marina, y listo.

Son muy fáciles de hacer y una excelente opción para aquellos valientes que toman un descanso de los lácteos (lo siento, el queso cheddar no eres tú, somos nosotros).

No vas a creer que no hay mantequilla aquí.

Quitar

Seguir un plan cetogénico puede ser un desafío al principio. Pero encontrar formas divertidas de sortear las restricciones es parte de la alegría.

Estas galletas seguramente lo ayudarán a volver a poner el crujido en su almuerzo y eliminarán el estrés de cocinar para las personas que no siguen una dieta baja en carbohidratos.

Ahora, es hora de vestir esas galletas de punta en blanco. Aprende a armar una tabla de charcutería con estilo.

Scroll al inicio
Publicar empresa