Resultados de análisis de sangre: la guía definitiva para decodificar su análisis de sangre

Incluso si es un campeón de CrossFit o un experto en maratones, tiene sentido hacerse un chequeo regular. Lo que no siempre tiene sentido es la desconcertante lista de términos médicos en los resultados de los análisis de sangre que a menudo forman parte de los exámenes de rutina.

Navegar a través de estos términos puede llevarlo a un agujero de conejo de Google. ¿Qué diablos es la bilirrubina? Y si lo tuyo es el bajo, ¿tu corazón podría estar bombeando demasiados basófilos?

Aparte de la jerga desconcertante, el diseño de los informes de laboratorio de análisis de sangre es pésimo. Nos quedamos atascados descifrando documentos de aspecto altamente técnico y administrativo que hacen que los formularios de impuestos parezcan una tarjeta electrónica de mamá.

Pero no tenga miedo: puede alfabetizarse con los resultados de sus análisis de sangre.

Nuestra guía no es un glosario completo de términos técnicos, pero le brindará definiciones básicas y una mejor idea de cómo se presenta y organiza la información en un informe de análisis de sangre típico, para que pueda interpretar su análisis de sangre con más confianza.

¿Por qué son importantes los resultados de los análisis de sangre?

Primero, hablemos de por qué los resultados de sus análisis de sangre son tan importantes. Es útil pensar en la sangre como un sistema de suministro de oxígeno y un mecanismo de eliminación de desechos.

Ciertos órganos de su cuerpo, como el hígado, los riñones, el bazo y los pulmones, actúan como estaciones de procesamiento. Los valores normales en un informe de laboratorio indican una función orgánica saludable y sistemas completamente operativos.

Es importante tener en cuenta que los valores de prueba fuera de rango no son necesariamente un signo de enfermedad inminente. Los rangos normales se establecen al evaluar a un gran grupo de personas sanas.

Pero esos rangos pueden verse influenciados por una variedad de factores para cada persona, que incluyen la edad, el sexo, el peso, el historial médico, los medicamentos y el estilo de vida. Lo que es normal para usted lo determina mejor su médico.

¿Cómo leer los resultados de los análisis de sangre?

Para un chequeo de rutina, generalmente se examina una muestra de sangre con tres pruebas principales:

  • un conteo sanguíneo completo (CBC)
  • un panel metabólico completo (CMP)
  • un panel de lípidos (o perfil)

Estas pruebas arrojan una serie de resultados específicos. Sin embargo, en lugar de agrupar los resultados en cada una de las tres pruebas, muchos informes simplemente presentan una sola columna de resultados de prueba en nombre de la prueba.

Para comprender mejor su informe de laboratorio, es útil reconocer la relación de los resultados de la prueba. Aquí hay descripciones básicas de las tres pruebas principales y los resultados que se enumeran más comúnmente debajo de cada una.

Conteo sanguíneo completo (CBC)

En muchos resultados de análisis de sangre, la primera lista debajo de la columna nombre del análisis muestra los resultados del CBC o conteo sanguíneo completo. El CBC mide los componentes esenciales de la sangre: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

El CBC también mide la proteína transportadora de oxígeno, la hemoglobina, y verifica la proporción de glóbulos rojos a líquido (plasma).

Los resultados de los análisis de sangre ayudan a su médico a identificar infecciones y alergias o a diagnosticar posibles enfermedades y afecciones, como anemia y leucemia.

Recuento de glóbulos blancos (WBC)

A menudo, la primera prueba de CBC que se muestra es el recuento de glóbulos blancos. Los glóbulos blancos, también llamados leucocitos, son un componente importante del sistema inmunológico de su cuerpo.

Su cuerpo produce más glóbulos blancos cuando tiene una infección o una reacción alérgica. Hay cinco tipos principales de glóbulos blancos (cubiertos a continuación), pero muchos informes de resultados de análisis de sangre enumeran cada uno de estos en la parte inferior de los resultados del CBC.

El recuento de glóbulos blancos también podría ofrecer pistas sobre la salud de su corazón. Un estudio de 2018 encontró que un recuento alto de glóbulos blancos era un predictor de enfermedad cardíaca y, en particular, de accidente cerebrovascular, especialmente entre los fumadores.

Recuento de glóbulos rojos (RBC)

Los glóbulos rojos a menudo aparecen a continuación en el informe. Los glóbulos rojos entregan oxígeno a los tejidos de todo el cuerpo.

Los recuentos altos de glóbulos rojos pueden ser el resultado de deshidratación, problemas renales o una afección cardíaca. Los recuentos bajos de glóbulos rojos pueden indicar anemia, deficiencias nutricionales, daño en la médula ósea o problemas renales.

Un RBC alto también podría indicar una enfermedad del hígado graso, una condición en la que la grasa se acumula y daña el hígado. Podría ser una advertencia para las personas con obesidad, diabetes tipo 2 y colesterol alto, ya que esas condiciones se han relacionado con la enfermedad del hígado graso.

Hemoglobina, hematocrito y más

Los resultados de estas pruebas a menudo aparecen en la sección RBC porque examinan más a fondo la salud y el funcionamiento de los glóbulos rojos.

La hemoglobina es la proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno. Su medición puede ayudar a su médico a saber si sus órganos y tejidos están recibiendo suficiente oxígeno.

Los resultados del hematocrito muestran el volumen de sangre absorbido por los glóbulos rojos. Un hematocrito bajo puede ser un signo de anemia, pérdida de sangre o deficiencia de vitaminas. Un pico podría deberse a deshidratación o enfermedad hepática o cardíaca.

Las células sanguíneas a menudo se denominan corpúsculos. El valor corpuscular medio mide el tamaño promedio de los glóbulos rojos. Una deficiencia de vitamina B-12 o anemia podría provocar glóbulos rojos de tamaño anormal.

La hemoglobina corpuscular media mide la cantidad promedio de hemoglobina en los glóbulos rojos. A menudo se evalúa junto con la concentración media de hemoglobina corpuscular (MCHC), que mide el porcentaje promedio de hemoglobina en los glóbulos rojos.

Plaquetas y valor plaquetario medio (MPV)

Estas dos pruebas suelen aparecer a continuación. Las plaquetas son fragmentos de células sanguíneas. Ayudan a que las heridas cicatricen y previenen el sangrado excesivo al formar coágulos.

Un recuento bajo de plaquetas por debajo de 150 000 plaquetas por microlitro (mcL) puede indicar un riesgo de sangrado excesivo, mientras que un recuento alto (400 000 o más) puede indicar un riesgo de coágulos sanguíneos.

La prueba del valor medio de plaquetas mide la cantidad promedio de plaquetas. Puede ayudar a diagnosticar trastornos hemorrágicos y de la médula ósea y ofrecer pistas sobre enfermedades inflamatorias, incluidas las enfermedades cardiovasculares, el lupus y la artritis reumatoide.

Tipos de glóbulos blancos

Curiosamente, los resultados de los cinco tipos de glóbulos blancos (basófilos, eosinófilos, neutrófilos, linfocitos y monocitos) a menudo aparecen debajo de la lista de resultados de glóbulos rojos.

Medir las cantidades y la salud de estas células es útil para identificar infecciones y alergias.

Por ejemplo, los neutrófilos son como los EMT de su sangre. Son células inmunitarias que se encuentran entre las primeras en llegar al sitio de una infección. Los basófilos, otro tipo de célula inmunitaria, tienen pequeñas partículas con enzimas que se liberan durante las reacciones alérgicas y el asma.

Panel metabólico completo (CMP)

La palabra metabolismo en esta parte de los resultados de su análisis de sangre puede traerle a la mente el número en la báscula (y tal vez docenas de libros de dieta con las palabras mega y explosión gritando en mayúsculas).

En realidad, este grupo de pruebas proporciona una imagen mucho más amplia del equilibrio químico y el metabolismo de su cuerpo.

Para aclarar, el metabolismo se refiere a todos los procesos físicos y químicos en su cuerpo que convierten o usan energía (respiración, control de la temperatura corporal, etc.).

Electrolitos

El CMP proporciona información sobre electrolitos, minerales en su sangre que afectan la cantidad de agua en su cuerpo, la acidez de su sangre y su función muscular.

Los electrolitos comunes que analiza el CMP incluyen calcio, cloruro, magnesio, fósforo, potasio y sodio.

Bilirrubina, albúmina y creatinina

Además, el CMP suele medir sustancias como la bilirrubina, la albúmina y la creatinina.

La bilirrubina se forma cuando su cuerpo descompone la hemoglobina. Se encuentra en la bilis y la sangre, y en exceso podría indicar ictericia.

La albúmina, la proteína principal en el plasma sanguíneo, es la parte líquida clara y amarillenta de la sangre que transporta las células sanguíneas. Los niveles bajos de albúmina pueden indicar desnutrición, inflamación y enfermedades hepáticas y renales.

La creatinina es un producto químico de desecho de la creatina, que suministra energía a los músculos. Dado que puede ayudarlo a alcanzar sus objetivos de levantamiento de pesas, la creatina es un suplemento popular. Pero debido a que sus riñones eliminan la creatinina, los niveles elevados podrían indicar una función renal deficiente.

Prueba de glucosa en ayunas

Otra parte del CMP suele ser la prueba de glucosa en ayunas, que requiere que no coma durante al menos 8 horas antes. La glucosa es la principal fuente de energía de su cuerpo. Los niveles anormales de glucosa pueden ser un signo de diabetes.

La glucosa es un azúcar simple que su cuerpo fabrica a partir de los carbohidratos, por lo que la acumulación de panqueques podría afectar el resultado de las pruebas.

Consejo: Programe su análisis de sangre para la primera hora de la mañana, si es posible, para evitar los hambres, que son un problema legítimo.

Panel de lípidos

En This Web, no estaban de acuerdo con hablar de grasa corporal negativa. Pero hablar de sus lípidos (también conocido como la grasa en el cuerpo) en su análisis de sangre es un juego totalmente justo.

Al igual que la grasa en tu plato, no todo es malo. Su cuerpo descompone los lípidos y los utiliza para obtener energía. El panel de lípidos es una colección de pruebas que mide dos tipos de grasa en la sangre: triglicéridos y colesterol.

Los triglicéridos son una de las principales formas de grasa producida en el hígado. Si se pregunta qué afecta sus niveles de triglicéridos, alinee los sospechosos dietéticos habituales: azúcar, grasa y alcohol.

Pero los niveles de triglicéridos también pueden ser altos debido a enfermedades de la tiroides o del hígado o condiciones genéticas.

Hay dos tipos de colesterol: HDL y LDL.

HDL significa lipoproteína de alta densidad: Es una grasa que lleva el exceso de colesterol de la sangre al hígado para su eliminación. A menudo se le llama colesterol bueno, porque los niveles altos son deseables y están relacionados con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

LDL significa lipoproteína de baja densidad: Es una grasa que transporta el colesterol a partes de su cuerpo que necesitan reparación celular. Pero también puede acumularse en el interior de las arterias, por lo que a menudo se le llama colesterol malo.

Los altos niveles de colesterol LDL están relacionados con un mayor riesgo de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos, incluida la enfermedad de las arterias coronarias.

Mantener una cantidad saludable de triglicéridos y el equilibrio correcto de colesterol bueno y malo es esencial para un estilo de vida saludable para el corazón.

Los niveles altos de triglicéridos también están relacionados con un mayor riesgo de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos. Y la investigación muestra que el colesterol LDL no es el único malo en lo que respecta al riesgo de enfermedad cardíaca: la proporción de triglicéridos a colesterol HDL también puede ser problemática.

Línea de fondo

A menudo, los resultados de sus análisis de sangre se le envían por correo. A menos que su médico esté preocupado por resultados particulares que están fuera de rango, el informe probablemente irá acompañado de una carta que básicamente diga: ¡Bien hecho, sigan con el buen trabajo!

Claro, puede aceptar esto al pie de la letra. Pero ser un paciente informado es una parte importante del desarrollo de una sólida relación médico-paciente.

Con su comprensión recién adquirida de los términos y objetivos de su análisis de sangre, puede convertirse en un participante más activo en su atención médica y en un mejor custodio de su cuerpo.

Scroll al inicio
Publicar empresa