Mordida en tijera: una explicación completa

¿Qué es la mordida en tijera? La mordida en tijera es una maloclusión en el plano transversal de la boca, es decir, es aquella que se genera en ambas arcadas, haciendo que las mismas no encajen adecuadamente.

¿Qué es la mordida en tijera?

La mordida en tijera, también conocida como maloclusión, es un problema dental en el que los dientes superiores se solapan significativamente sobre los dientes inferiores al cerrar la boca. Esto puede causar problemas de masticación, habla y, en algunos casos, dolor en la mandíbula. La mordida en tijera puede ser hereditaria o causada por el desarrollo anormal de la mandíbula y los dientes.

Los síntomas comunes de la mordida en tijera incluyen dificultad para morder, masticar o tragar, dolor en la mandíbula, dolor de cabeza y desgaste irregular de los dientes. Es importante buscar tratamiento para la mordida en tijera, ya que puede empeorar con el tiempo y causar complicaciones adicionales.

¿Cuáles son las causas de la mordida en tijera?

Las causas de la mordida en tijera pueden ser variadas, y en muchos casos, se debe a una combinación de factores genéticos y ambientales. Algunas de las causas comunes de la mordida en tijera incluyen:

  • Genética: La predisposición genética a tener mandíbulas o dientes mal alineados puede aumentar el riesgo de desarrollar mordida en tijera.
  • Hábitos infantiles: El uso prolongado del chupete, chuparse el pulgar o empujar la lengua contra los dientes puede alterar el desarrollo normal de los dientes y la mandíbula, lo que lleva a la mordida en tijera.
  • Lesiones: Traumatismos en la mandíbula o los dientes pueden causar desalineación y maloclusión que resulta en mordida en tijera.
  • Problemas de desarrollo: El crecimiento anormal de la mandíbula o la dentición irregular pueden contribuir a la aparición de la mordida en tijera.

¿Cuáles son las consecuencias de no tratar la mordida en tijera?

¿Cuáles son las consecuencias de no tratar la mordida en tijera?

La mordida en tijera puede causar una serie de problemas si no se trata adecuadamente. Algunas de las consecuencias de no tratar la mordida en tijera incluyen:

  • Dificultades para comer: La mordida en tijera puede dificultar la masticación y la deglución de alimentos, lo que puede llevar a una nutrición deficiente y problemas digestivos.
  • Dolor crónico: La presión desigual ejercida sobre los dientes y la mandíbula puede causar dolor crónico en la mandíbula, la cabeza y el cuello.
  • Problemas de habla: La mordida en tijera puede afectar la pronunciación de ciertos sonidos y causar problemas de habla.
  • Deterioro dental: El roce constante de los dientes mal alineados puede provocar desgaste irregular, caries y otros problemas dentales.

Por lo tanto, es crucial buscar tratamiento para corregir la mordida en tijera y prevenir estas complicaciones a largo plazo.

Tratamientos para corregir la mordida en tijera

Existen varios tratamientos para corregir la mordida en tijera, y el enfoque recomendado dependerá de la gravedad de la maloclusión y las necesidades individuales del paciente. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

  • Ortodoncia: El uso de aparatos ortopédicos, como brackets o alineadores transparentes, puede ayudar a mover los dientes a su posición correcta y corregir la mordida en tijera.
  • Extracciones dentales: En casos de apiñamiento severo, puede ser necesario extraer dientes para crear espacio y permitir que los demás se alineen correctamente.
  • Cirugía ortognática: En casos graves de maloclusión, la cirugía maxilofacial puede ser necesaria para corregir la posición de la mandíbula y los dientes.
  • Reconstrucción dental: En algunos casos, la reconstrucción dental con coronas, carillas u otros procedimientos puede ayudar a restaurar una mordida adecuada.

Es importante consultar a un ortodoncista o un dentista especializado para determinar el mejor plan de tratamiento para corregir la mordida en tijera de manera efectiva.

Prevención de la mordida en tijera en niños

Prevención de la mordida en tijera en niños

La prevención de la mordida en tijera en niños puede ser clave para evitar problemas dentales a largo plazo. Algunas medidas que los padres pueden tomar para ayudar a prevenir la mordida en tijera incluyen:

  • Visitas regulares al dentista: Llevar a los niños al dentista regularmente puede ayudar a detectar y tratar problemas dentales, incluida la mordida en tijera, en etapas tempranas.
  • Corregir hábitos bucales nocivos: Evitar el uso prolongado del chupete, chuparse el pulgar y otros hábitos que puedan afectar el desarrollo normal de los dientes y la mandíbula.
  • Atención temprana: Consultar a un ortodoncista si se observan signos de maloclusión en la dentición infantil puede ayudar a corregir problemas antes de que empeoren.

Al tomar medidas preventivas y buscar atención temprana, los padres pueden ayudar a reducir el riesgo de mordida en tijera en sus hijos.

Costo del tratamiento para corregir la mordida en tijera

El costo del tratamiento para corregir la mordida en tijera puede variar según la gravedad del caso, el tipo de tratamiento necesario y la ubicación geográfica. En general, los tratamientos ortodóncicos, como el uso de brackets o alineadores transparentes, pueden oscilar entre los 1500€ y los 5000€, dependiendo de la duración del tratamiento y la complejidad del caso.

En casos que requieran cirugía ortognática, los costos pueden ser más elevados, pudiendo superar los 10000€. Es importante hablar con un ortodoncista o cirujano maxilofacial para obtener un presupuesto preciso basado en las necesidades específicas del paciente.

Cuidados posteriores al tratamiento

Cuidados posteriores al tratamiento

Después de corregir la mordida en tijera, es importante seguir cuidando la salud dental para mantener los resultados a largo plazo. Algunos cuidados posteriores al tratamiento incluyen:

  • Uso de retenedores: Es posible que se requiera el uso de retenedores para mantener los dientes en su nueva posición después de retirar los aparatos ortopédicos.
  • Visitas regulares al dentista: Continuar con visitas periódicas al dentista para revisiones y limpiezas dentales.
  • Mantener una buena higiene bucal: Cepillarse los dientes, usar hilo dental y enjuague bucal regularmente para prevenir problemas dentales.

Seguir las recomendaciones del ortodoncista o dentista ayudará a asegurar que los resultados del tratamiento se mantengan a largo plazo.

Conclusiones

La mordida en tijera es un problema dental que puede causar molestias y complicaciones si no se trata adecuadamente. Buscar atención temprana y seguir un plan de tratamiento personalizado puede ayudar a corregir la maloclusión y prevenir problemas a largo plazo. Con el cuidado adecuado, es posible mejorar la mordida en tijera y mantener una salud dental óptima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Publicar empresa