El albinismo, una enfermedad de la piel que afecta a humanos y animales

El albinismo, una enfermedad de la piel que afecta a humanos y animales

  • Fecha
  • Fecha
  • 1

¿Qué es el albinismo?


Hoy queremos hablar del albinismo, un grupo de enfermedades hereditarias que se caracterizan por la forma en que el cuerpo produce o distribuye el pigmento.


Concretamente, el albinismo es una condición genética que implica la mutación de uno o varios genes asociados a la síntesis de melanina y que provocan como consecuencia la ausencia o reducción de melanina en piel, cabello y ojos. El tipo y cantidad de melanina que produce el cuerpo determinan el color de la piel, cabello y ojos de quienes la padecen.



El origen etimológico de la palabra “albinismo” proviene del latín “albus” que significa blanco. Fue en 1908 cuando el Doctor Garrod describió científicamente la enfermedad.


Esta enfermedad afecta a entre 3.000 y 4.000 personas en España, pero únicamente unos 1.000 tienen ausencia de pigmentación en piel y pelo.



Tipos de albinismo que existen


La clasificación de los tipos de albinismo se hace teniendo en cuenta la forma en la que se heredó y en el gen afectado. 


  • Albinismo oculocutáneo (AOC): es aquel en el que la persona albina heredó dos copias de un gen mutado, es decir, uno de cada padre. Este tipo de albinismo afecta al color de la piel, ojos y cabello además de causas problemas de visión.
  • Albinismo ocular afecta principalmente a los ojos ocasionando problemas de visión. Este tipo de albinismo es menos común y afecta principalmente a hombres.
  • Albinismo relacionado con síndromes poco frecuentes de predisposición genética como el síndrome de Hermansky-Pudlak que se caracteriza por un albinismo oculocutáneo además de problemas de sangrado, hematomas y problemas pulmonares o intestinales. 



El albinismo en animales y plantas



Os sorprenderá saber que esta falta de pigmentación afecta no solo a personas, pero también a animales y vegetales. No obstante, debido a su condición, los animales albinos son más fáciles de reconocer por sus depredadores y por ello es poco probable hayáis podido ver a alguno de estos animales.


Igual que ocurre con las personas, los animales albinos tiene problemas de protección ante las exposiciones solares y son los mamíferos, concretamente los primates, quienes tienen mayores problemas visuales.



¿Cuáles son los síntomas del albinismo?


Los síntomas son visibles en piel, cabello, ojos y vista. Veamos cada uno por separado.


Síntomas de una persona albina en la piel


Las personas albinas se caracterizan por tener una piel muy clara y un cabello blanco o castaño muy claro.


Una exposición prolongada al sol les puede provocar la aparición de pecas, lunares, lentigos (manchas grandes muy parecidas a las pecas) y/o quemaduras por la exposición, aumentando el riesgo de desarrollar cáncer de piel y engrosamiento de la piel causado por el daño solar. 



Síntomas de una persona albina en el cabello


El color del cabello de una persona albina puede variar entre el blanco y el castaño claro, especialmente si son personas con ascendencia africana o asiática; en cuyo caso, su cabello será más amarillo, marrón o rojizo.


Síntomas de una persona albina en los ojos


Las cejas y pestañas de las personas albinas tienden a ser pálidas o muy claras y el color de los ojos varía entre el marrón y el azul muy claro.


Además, la falta de pigmentación en el iris de una persona albina impide el bloqueo de la luz por completo, por lo cual, algunos albinos tienen un color de ojos muy claro incluso rojizo según la luz.


Síntomas de una persona albina en la visión


El deterioro de la vista es síntoma claro y característico de los albinos. Entre los problemas más comunes destacan los siguientes:


  • Miopía o hipermetropía extrema
  • Cegera legal (visión menos de 20/200) o total
  • Fotofobia o sensibilidad a la luz
  • Movimiento lateral rápido e involuntario de los ojos (nistagmo)
  • Movimiento de la cabeza, rebote o inclinación, para reducir los movimientos involuntarios de los ojos y ver mejor.
  • Incapacidad de ambos ojos para enfocar a un mismo punto o moverse al mismo tiempo (estrabismo)



Complicaciones


Además de los problemas comentados en los ojos y la piel, las personas con albinismo se enfrentan a problemas sociales y emocionales, y es que según donde hayan nacido, pueden sufrir discriminación por aspecto físico y pueden sentirse excluidos derivando en aislamiento social, estrés y baja autoestima.


Es por ello que se prefiere el uso del término “persona con albinismo”.



Tratamiento del albinismo


No existe un tratamiento específico para tratar el albinismo, pero siguiendo una serie de indicaciones para proteger la piel y los ojos los albinos pueden mejorar su calidad de vida.


No obstante, siguiendo una buena rehabilitación visual se puede mejorar la visión de las personas que sufren albinismo ocular. Además, el uso de gafas oscuras o lentes de contacto de color son de gran ayuda para resolver este problema. Cuando sea necesario utilizar un foco de luz para leer o escribir, se recomienda colocarla detrás, y no enfrente de la persona con esta condición. 


Cabe recordar, que al tratarse de una condición genética es muy importante recurrir a una asesoría genética, especialmente si la persona que lo padece quiere tener hijos en un futuro.



Cuidados para la piel


Queremos aprovechar para recomendar los productos de protección solar para la piel de la asociación sociosanitaria Beyond Suncare, que desde hace más de 10 años trabajan para asegurar que todas las personas con albinismo vivan una vida libre y digna, protegidas frente al cáncer de piel y todo tipo de discriminación.


Beyond SunCare ha desarrollado la primera marca de crema solar diseñada específicamente para prevenir el desarrollo del cáncer de piel en personas albinas y las ganancias obtenidas de destinan a África, continente en el que desarrollan su actividad.

Compartir esta noticia